SERIES INOLVIDABLES.

La TV de Autor y de Calidad existen.

Monday, February 20, 2006


La Femme Nikita
Un ángel entre demonios

por Sílvia Colominas
Sobre la serie La Femme Nikita se han escrito multitud de cosas. Un simple recorrido por la red nos muestra la huella que han dejado los 96 episodios que ocuparon sus 5 temporadas. Podríamos compararla con la exitosa Sexo en Nueva York (Sex and the City) porque, al igual que en esta creación de Darren Star, la moda es un personaje más. Podríamos dedicar palabras y más palabras a la belleza de su protagonista, la actriz australiana Peta Wilson, o a la parálisis facial que muchos atribuyen a su partenaire, el actor canadiense no menos atractivo Roy Dupuis quien, para crear al hombre de negro, al misterioso Michael Samuel, muestra una gran destreza en el arte de ni parpadear. Pero dejaremos tales jugosos comentarios sobre el envoltorio para otros ámbitos y ahora dedicaremos una mirada más profunda a la vida de Nikita, alias “Josephine”, en la Sección 1.


Hay un mito urbano que dice que todo está inventado y que nada es original, que la originalidad únicamente radica en el arte de conjugar lo ya existente. Sobre este mito urbano se edifican las más altas hipótesis escritas sobre la narrativa en general y la audiovisual en particular. Cabe no olvidar que Joseph Campbell vino a reducirlo todo al monomito y, posteriormente, se ha hablado de la existencia de contados argumentos universales en el imaginario colectivo. Cierto es que la originalidad no radica necesariamente en decir algo completamente novedoso, pero sí en decir lo ya escuchado con otro giro o desde otro lado. La televisión, en contra de la opinión popular que tanto gusta de calificarla de basura, es más como la sala de neonatología de un hospital donde se puede respirar la esperanza, el renacer y la creación en cada canal. La caja tonta no lo es tanto porque es un medio que posibilita decir cosas nuevas y distintas sobre las cosas viejas ya dichas en otra parte, en otro medio como es el cine. Además tiene la ventaja del tiempo, otorgado por la serialidad. Y el encanto de lo casero al disfrutarse en el hogar. Por mucho que les duela a los más puritanos, no nos engañemos, el hermano pequeño del séptimo arte ha crecido, está espléndido y reclama su legitimidad a gritos. Como dijo Al Pacino en una entrevista “Hoy en día si Shakespeare estuviese vivo se prostituiría escribiendo guiones” y yo añado que lo haría para la televisión por cable americana.


La serie La Femme Nikita tiene como progenitor un film cinematográfico, concretamente la película Nikita: Dura de matar (La Femme Nikita, 1990) del director francés Luc Besson. Naciendo explícitamente como versión televisiva de un éxito cinematográfico, Joel Surnow y Robert Cochran podrían haber creado un producto predecible y escasamente interesante pero, si esto fuese así, no estaríamos escribiendo estas líneas. Contra todo pronóstico esta serie rodada en Canadá fue tomando forma y vida propias recreando un universo digno de los mejores estudios de análisis cinematográfico y, como no es menos, televisivo. No en vano se ha llegado a calificar esta serie como “el mejor ejercicio de paranoia desde Expediente X” (1). De hecho La Femme Nikita rinde un homenaje a la creación de Chris Carter en “Catch a falling star” (4.16) donde Michael y Nikita viajan a Dingman´s Hollow –nombre por otra parte similar a otro locus amoenus televisivo, el de Star´s Hollow de Las chicas Gilmore (Gilmore Girls)- , típico pueblo de la América profunda, para recuperar un satélite al más puro estilo Mulder y Scully, con linternas y teléfonos móvil incluidos. Finalmente descubren que este lugar es en realidad una sleeper base del grupo terrorista Tormenta Negra y terminan convirtiéndolo en una “dormida” Sección 5.


Una joven rubia de impactantes ojos azules de gata perdida e ingenua, vagabundea por las calles sucia, maloliente y drogada con tan mala suerte que se ve envuelta “casualmente” en un asunto muy turbio que termina marcando –y condenando- su destino. Así empieza la historia del aséptico y frío universo que describe La Femme Nikita. Nikita es acusada injustamente de asesinato y, si no quiere que su tumba sea algo más que un falso testimonio de su falsa muerte, deberá permanecer en el maquiavélico e infernal lugar que es la secreta Sección 1, aparentemente un organismo gubernamental que vela por la paz de todos los seres humanos que viven en el mundo -menos en el suyo propio, claro- y entrenar hasta convertirse en una de sus agentes o, según la ética de cada cual, en una de sus asesinas. Como diría Peta Wilson (2), la gatita pronto demostrará que tiene fuerza de pantera.


Partiendo del conocido lema de pez fuera del agua o del tan Hitchcockiano leit motiv del falso culpable Nikita se convierte en una heroína miniaturizada dentro de un engranaje kafkiano en el que se conjugan la búsqueda del tesoro con el encuentro del uno mismo (en este caso, de una misma), argumentos universales sobradamente demostrados por los teóricos Pérez y Balló (3). Nikita –y posteriormente su hermana morena Sydney Bristow (Jennifer Gardner) de Alias- inicia inevitablemente un viaje existencial de manera accidental, encontrando tesoros materiales y espirituales gracias o por culpa de mapas incompletos, tramas de espionaje, detectivescas, arqueológicas, ciclos de infortunios, orígenes desconocidos e, incluso, amnesia. Nikita y sus compañeros-agentes-aliados-enemigos están dentro de un laberinto del cual nadie parece tener la visión total –el espectador suele estar tan a oscuras y desorientado como Nikita la mayoría de las veces, aunque ésta, como ya veremos, tampoco le ahorra sorpresas-. Todos son ciertamente héroes-víctima, en términos de Vladimir Propp (4), dentro de un engranaje técnico/tecnológico, impersonal y claustrofóbico. Surnow y Cochran siguen en la misma vertiginosa línea paranoide de universos gubernamentales claustrofóbicos con su actual criatura, la serie 24.


Desde su más temprana llegada a la Sección 1, a nuestra cándida newcomer le queda claro que tendrá que sacar las garras y luchar por su supervivencia. Pero también desde el principio queda claro que Nikita luchará por su vida, por supuesto, pero sobretodo luchará por mantener su alma e integridad moral intactas aunque ello signifique ser cancelada lo que, en términos eufemísticos de la Sección 1, equivale a ser eliminada. Este dilema moral de Nikita, su continua lucha por las injusticias sufridas por los débiles con quienes fácilmente se identifica, no dulcifican pero sí justifican sus duras acciones, asesinatos a fin y al cabo, ante los espectadores. Éstos la apoyan porque entienden que ella es una víctima más del sistema -una asesina pero con corazón de oro (5)- y que en la Sección 1 impera la ley de la jungla.
Aunque Nikita a menudo antepone la vida de otros a la suya infringiendo todas las normas para no corromper su alma ni su conciencia, hay “razones superiores” que parecen protegerla de su impasible jefe Paul L. Wolfe, alias Operations (Eugene Robert Glazer) convirtiéndola, contra todo pronóstico, en una superviviente y una de las mejores agentes de la Sección 1 aunque, para desgracia de Madeline (Alberta Watson) sea una agente con humanidad; “Eres una buena operativa, Nikita. No dejes que tu humanidad se cruce en tu camino” “Treason” (1.07).

El duro entrenamiento de Nikita, tanto a manos de su mentor Michael como de su versión crecidita y corrupta Madeline le enseñan a utilizar todo tipo de armas, desde las más femeninas, Nikita es innegablemente una femme fatale nórdica – “Mírate. Admírate. Contempla tu belleza. Puedes aprender a disparar. Puedes aprender a luchar, pero no hay arma tan poderosa como tu feminidad” le dice Madeline en “Nikita” (1.01) -hasta las más comúnmente consideradas masculinas, es decir, la fuerza física, el dominio de las armas y la tolerancia al dolor. No en vano en “Friend” (1.02) su torturador, en una escena homenaje a Arma Letal (Lethal Weapon, 1987), la piropea diciéndole que “tiene el coraje de un hombre”.


A lo largo de su vida como “Josephine”, otro principal conflicto de Nikita, aparte del dilema interno ya comentado y su necesidad de libertad, es la incompatibilidad de su trabajo como agente secreto gubernamental –como asesina, considera ella- y su vida personal. De hecho es una norma no escrita el que los agentes de la Sección 1 no tienen vida, ni personal ni de ningún tipo, fuera de sus dominios. De hecho nunca se está fuera de ellos, el apartamento de Nikita es como la casa de Gran Hermano vigilada las 24 horas. Establecer vínculos afectivos sin aparecer éstos en los perfiles de una misión puede dar lugar a más bajas de las necesarias; “Tú relación con nosotros es la única relación real que tendrás”, por esta amenaza Nikita renuncia al amor fuera de la Sección 1 en “Gray” (1.09) y termina condenada a encontrarlo dentro.


Nostálgica de calidez humana, Nikita estrecha lazos con algunos de sus compañeros de “celda”. Así, establece una simpática relación paterno-filial con el encargado de las armas, el madurito hippie Walter (Don Francks), para quien Nikita es su nena preferida en esta suerte de acorazada cárcel subterránea que es la Sección 1. Con Walter como papá, Nikita toma el rol de hermana mayor protegiendo a Seymour Birkoff (Matthew Ferguson), el joven experto en computadoras pero virgen en cualquier otro campo, en momentos cruciales como cuando Birkoff corre el riesgo de ser cancelado durante su misión contra la organización La Liga por la Libertad liderada por Jean-Marc Rousseau (Andrew Gillies) en “Any Means Necessary” (3.19).

Pero ejercer de hija y hermana no es suficiente y tanto el lado más dulce como el más salvaje de Nikita encuentran en el inquietante Michael su objeto de deseo, como era de esperar de una típica relación pigmaliónica. Con esta relación ambigua, no exenta de aparentes traiciones, secretos, medias verdades y falsas apariencias, se construye la columna vertebral del conjunto de episodios que conforman la serie temporada tras temporada. La relación de Michael y Nikita yergue paralela a la otra relación amor-odio de la Sección 1, la que protagonizan Operations y Madeline. Las dos parejas son como dos equipos que, aún trabajando para la misma organización ultra secreta del gobierno, juegan casi siempre en bandos contrarios. No importa tanto la lucha de la Sección 1 contra sus enemigos, La Célula Roja o, más tarde, La Alianza o El Colectivo como el combate, físico y psicológico, que hay entre sus miembros y que en más de una ocasión lleva a su casi destrucción como organización. A esta lucha se sumará más tarde la tercera pareja en discordia, la formada por George (David Hemlen) jefe de Oversight –una especie de asuntos internos de “El Centro” que controla las distintas Secciones, en especial la 1- y Adriana (Sian Phillips), la fundadora de la Sección 1.


Presentados ya el espacio y sus personajes, cuyos comportamientos están inevitablemente condicionados por él, La Femme Nikita narra, a lo largo de sus 5 temporadas, la guerra interna entre bandos contrarios de la Sección 1. Por un lado, Operations y Madeline. Por otro, Nikita. En cuanto a Michael puede decirse que la serie juega durante bastante tiempo a no dejar del todo clara su posición. Ya hemos dicho antes que es el hombre de negro, el hombre misterioso que tiene a Nikita hipnotizada y, a menudo, no se sabe si para bien o para mal. La ambigüedad y frialdad de Michael, presentado en ocasiones como fiel lacayo robotizado de la Sección 1 capaz de aparentemente traicionar o jugar con los sentimientos de Nikita si el perfil de la misión –o mantenerla con vida- así lo precisa, esconden tras de sí una persona humana con su propio dilema interno que, llegado el momento, antepone el bienestar de Nikita sobre todo lo demás. Así, al término de la primera temporada, en el episodio “Mercy” (1.22) desobedece las órdenes de cancelarla en una misión suicida dictadas por Operations y le da a Nikita su ansiada libertad. Favor que Nikita le devolverá más adelante y por partida doble, pero no adelantemos acontecimientos.


Cualquier posibilidad de llevar una vida normal y crear un hogar es imposible para Nikita quien no soporta vivir toda su vida como una fugitiva incapaz de confiar en nadie ante la constante amenaza de que la Sección 1 la encuentre. Como afirman Pérez y Balló “la abolición total del concepto de hogar convierten el mundo en su totalidad en espacio para la extranjeria (6)”. Ante esta cruda realidad Nikita contacta con Michael en “Hard Landing” (2.01) y ambos, tras su primer encuentro romántico, trazan el plan para devolverla a la Sección; harán creer a Operations que durante este tiempo Nikita ha sido rehén de La Liga por la Libertad. Para que esto resulte creíble Nikita debe presentar evidentes síntomas de tortura… En este episodio queda muy claro que en el universo de La Femme Nikita los conceptos amor-odio y las apariencias son realmente ambiguas. Así, como apunta Peta Wilson, “Michael y Nikita interpretan su escena de amor como una escena de lucha y su escena de lucha como una escena de amor”(7).


Pero la vuelta de nuestra heroína al carcelario redil no significa su domesticación. Nikita nunca renuncia a la libertad pero ahora se propone conseguirla de manera definitiva saboteando la Sección 1 y todo lo relacionado con ella desde el interior con la ayuda de Adriana, con quien se ha aliado como se desvela en “Adrian´s Garden” (2.21) y quien le ha dado pruebas, nunca se aclarará si falsas o no, de que la Sección está corrupta y no es lo que debería ser; un defensor del débil. En “End Game” (2.22) las dos lideran un golpe de estado a la Sección 1 enviando a George el expediente Gemstone para destruirla, pero Michael lo intercepta evitando así no sólo la destrucción de la Sección 1 sino también la cancelación de Nikita, pero aparentemente no la de Adriana. Se sospecha que ésta muere a manos o por órden de Operations y Madeline, quienes actúan a espaldas de George.


A lo largo de las dos siguientes temporadas Nikita es más fuerte que nunca porque Michael está fielmente de su parte. Tan fuerte es el vínculo que les une que Nikita se rebela contra Operations cuando éste manda eliminar a Michael anteponiendo el bienestar de Madeline -secuestrada por la Célula Roja- al de la Sección 1 en “Mandatory Refusal” (2.06). Nikita vuelve a salvar el culo de su amado en múltiples ocasiones en el futuro. En “Not was” (2.13) ocultando a la Sección 1 que Michael sufre amnesia temporal y en “Gates of Hell” (3.04) dándole una razón para vivir; ella. Tras la pérdida de todo posible contacto con su mujer Elena (Samia Shoaib), con quien se casó acatando una misión, y su hijo Adam (Evan Caravela) ante los cuales debe parecer muerto, Michael pierde el control y se convierte en víctima fácil del sistema. Nikita le vigila de cerca y evita su muerte poniendo en peligro su propia vida, lo cual hace reaccionar a Michael.


A partir de este momento, estos dos agentes, los mejores de la Sección 1, son hermanos de sangre dispuestos a cualquier cosa para permanecer juntos. No sólo comparten amor, sino su mutuo odio hacia la Sección 1. Por aquello del divide y vencerás, si Madeline y Operations quieren batirles, la única estrategia posible es intentar separar a Michael y Nikita, y vaya si lo intentan… Dejando al margen cualquier moral o norma, o inventando nuevas normas con las que justificarse, Nikita es manipulada para enamorarse de un terrorista ya que cada vez que le ve, cree reconocer a Michael –“Under The Influence” (3.10)-, Michael es chantajeado y coaccionado por Madeline quien, creyendo que su orgullo profesional estará por encima de su amor personal, le dice que si quiere mantener su privilegiado status de agente de más alto nivel debe cortar definitivamente con Nikita –“Third Party Ripoff” (3.18)-. En un último y definitivo intento de destrozar su unión, Operations envía a una misión lejana a Michael y, aprovechando esta ausencia, Madeline reprograma mentalmente a Nikita convirtiéndola en una agente sin sentimientos, en resumen, borrando a la verdadera Nikita del mapa –“On Borrowed Time” (3.22). Si anteriormente el amnésico había sido Michael, ahora lo es Nikita. El tema de la falta de memoria, de la pérdida de identidad es una constante en el género de espionaje. Más tarde, J.J.Abrams, en su particular visión de la vida de los agentes espía, iniciará la tercera temporada de Alias con una Sydney incapaz de recordar los dos últimos años de su vida –“The two” (3.01)-


En el inicio de la cuarta temporada el protagonista es el periplo de Michael en busca de la fórmula que logre que Nikita recupere su corazón de oro. Con el apoyo de Walter y Birkoff, Michael descubre que Nikita es víctima del proceso Gelman, cuya primera víctima fue Adriana quien, contra todo pronóstico, no fue cancelada tras su motín, sino utilizada como conejito de indias de un experimento neurológico. Aconsejada por ella, que no está tan amnésica como aparenta, Michael, Birkoff y Walter secuestran a la nueva e inhumana Nikita –“View of the Garden” (4.03) y “Into the Looking Glass” (4.04)- con la esperanza de invertir el proceso Gelman. De su lado, tienen a George de Oversight que busca vengarse de Operations y Madeline por lo que le han hecho a su amada Adriana.


Una nueva y recuperada Nikita busca respuestas a muchas preguntas sobre su existencia. Ya anteriormente se había planteado si su reclutamiento había sido casual en “Outside The Box” (3.08) y cuáles eran sus orígenes, dónde está su madre –“Walk on By” (3.11)- y quién es su verdadero padre. También se cuestiona si es o no casual el ser la escogida para un nuevo programa piloto de la Sección 1 por el que ésta le concede la libertad a cambio de romper toda relación con cualquiera de sus compañeros, incluido y, especialmente, Michael quien la sigue queriendo y velando desde la distancia –“No one lives forever” (4.08)-. Mientras disfruta de su libertad George contacta con Nikita y le dice que el precio por ella es la vida de Operations. A pesar de sus enormes y justificados deseos de acceder a tal venganza, su sospecha de que Operations puede ser su padre le hacen rechazar la atractiva oferta de asesinarle y, como consecuencia, vuelve a ser su presa.


El tener tantas incógnitas sobre el origen de Nikita y tanta presión emocional, potenciada por la muerte de Birkoff y el reclutamiento de Jason Crawford (Matthew Ferguson), un hermano gemelo de éste, hacen que llegado a este punto La Femme Nikita sea especialmente perturbadora. Los temas del doble amenazante y el doble suplantador (8) se suceden y simbolizan metafóricamente el juego del ratón y el gato que es la serie. En ésta todos sus personajes, consciente o inconscientemente, deben en un momento dado esconder su identidad bajo una máscara para, paradójicamente, no perder su esencia. Dicen que la mirada es el espejo del alma, quizá por eso el fetichismo de Nikita por las gafas de sol, para proteger su alma de ojos indeseados. Como rezan algunas frases promocionales de la serie; “Adopto tantas caras ahora que a veces no sé quién soy. Pero sé lo que me gustaría ser, aunque no sé si podré llegar a serlo” ó “No soy quien crees que soy”. Este juego de identidades lo recuperará Alias donde la mejor amiga de Sydney, Francine “Francie” Calfo (Merrin Dungey) es suplantada por una agente enemiga interpretada obviamente por la misma actriz e introduce el conflictivo y, por otra parte, tan actual tema de la clonación. De hecho en “Imitation of Death” (3.05) Nikita encuentra en la Sección 1 una sala llena de menores, entre ellos una niña rubia de ojos azules llamada también Nikita y en “A Girl Who Wasn´t There” (5.02) Kate Quinn (Cindy Dolenc), que ya había intentado suplantar a Nikita usando una sofisticada máscara, crea un holograma de Madeline para Operations.


Como clímax a este complicado entramado en un doble episodio magistralmente elaborado
–“ Face in the Mirror” (4.20) y “Up the Rabbit Hole” (4.21)- Michael y Nikita logran engañar a todos y escapar juntos de la Sección como habían intentado ya en “Beyond The Pale” (3.13). Pero su victoria es efímera y son rápidamente encontrados en “Four Lights Years Farther” (4.22) donde, en una vuelta de tuerca más, justo en el instante en que la cancelación de al menos uno de ellos es inminente, aparece el gran jefe, Mr. Jones que no es otro que el afable vecino de Nikita, Nick Shtoppel (Carlo Rota), quien la pone al mando de la situación porque llevaban tres años trabajando juntos, ¿tal vez desde el primer tempus fugit de Nikita en la Sección 1? (*)


Ocupando ya oficialmente el puesto de Madeline, Nikita toma decisiones drásticas tras la evaluación del personal; Walter irá a La Granja donde entrenará a nuevos operativos, Operations será condenado a seguir en su puesto y Madeline y Michael serán cancelados. El orgullo de Madeline no le permite acatar tal órden y, antes que perder ante Nikita, se suicida. Michael acepta estoicamente su destino de morir en una misión suicida pero, como era de desear por parte del espectador, en ésta aparece Nikita para salvarle y darle la libertad. Tal es el sacrificio de Nikita que, para que Michael acepte irse, le miente sobre sus verdaderos sentimientos. Ante esto, Michael se raja los lagrimales con un cuchillo y sus mejillas se cubren de lágrimas de sangre. Así expresa sus sentimientos frente a Nikita, antes de aceptar sus deseos y desaparecer en la maleza.


Éste era el ambiguo final que tenía originalmente La Femme Nikita pero, a petición de la audiencia, se elaboró una quinta temporada que, aunque breve –sólo tiene 8 episodios-, es especialmente intensa. Esta temporada empieza con una Nikita que, de tanto buscarse a sí misma, parecer haberse perdido, o, lo que es peor, corrompido. Parece una digna sucesora de Madeline a la que todos, incluido Walter, temen y odian por su actuación junto a Mr. Jones. Todos creen que finalmente el ángel se ha convertido en demonio, sobretodo al sacrificar a Michael. Nikita se mantiene al margen de lo que se piensa de ella y se centra en sí misma utilizando el poder que ahora tiene.


Tras sospechar que Michael podría ser su hermano por las siglas de su nombre, en “All The World´s Stage” (5.04) Nikita descubre que Mr. Jones no es lo que parece y que Nick Shtoppel, cuyo verdadero nombre tampoco es éste, es en realidad un actor contratado por el auténtico Mr. Jones para sustituirle. Y, sorpresa final, Nikita se enfrenta en “The Man Behind The Curtain” (5.05) al Mr. Jones real (Edward Woodward) que resulta ser su padre biológico. Comprensiblemente ante esta revelación, al más puro estilo “Yo soy tu padre” de Darth Vader (Star Wars, 1977), Nikita no siente un repentino amor filial y, ante el dilema de escoger entre su padre y su amor, Michael -quien vuelve a escena en “A Time For Every Purpose” (5.08) porque El Colectivo secuestra a su hijo Adam- escoge a su hombre de negro. Nikita acepta el juego de fingir que tiene a su padre como rehén ante El Colectivo para que Michael recupere a su hijo, pero las cosas no salen como deberían. Finalmente parece inevitable que, para salvar a Adam, se tendrá que sacrificar Michael pero, en el preciso instante de hacer el intercambio de rehenes, el padre de Nikita da un giro a la situación y revela que es él y no Michael quien va a entregarse. Es su manera de comportarse por primera vez como un auténtico padre.


A partir de aquí el tono de La Femme Nikita es ineludiblemente agridulce, sobretodo para su protagonista. La salvación de Adam pasa por la muerte de su padre y el favor que éste le ha hecho se convierte en condena porque Nikita se ve obligada a cumplir su promesa de permanecer en la Sección 1. Así que, contrariamente al Happy End deseado y, quizá esperado, nos encontramos con que nuestra heroína no va a tener la libertad que tanto ansía y que merece, sino que va a permanecer en esa cárcel fría y, además, solitaria ya que Nikita, por segunda vez, libera a Michael de la Sección 1. Esta vez como espectadores al menos tenemos cierta catarsis porque la suya no es tanto una despedida, como un hasta la vista -mientras Adam necesite a su padre, su madre Elena había muerto en “Kiss the Past Goodbye” (4.13)- en el que ambos pueden expresar sus sentimientos libremente. También nos queda el consuelo de pensar que, al estar Nikita al mando y Operations fallecido desde “Let No Man Put Asunder” (5.07), la Sección 1 será un lugar mejor, con la primigenia filosofía de Adriana, su fundadora, restaurada.





(*) Como los procesos de producción de las series corren paralelos a su emisión, a menudo el desarrollo de las tramas a lo largo de sus temporadas no están preestablecidas. Es por esto que observando el argumento del conjunto serial pueden encontrarse aparentes incongruencias. Si Nikita llevaba 3 años trabajando para Mr. Jones debió ser reclutada al abandonar la Section 1 al final de la 1ª temporada en “Mercy” (1.22), pero entonces, al mismo tiempo que trabajaba para él, se aliaba con Adriana contra la Sección 1.


Bibliografía:

(1) “Peta´s TIME Killer Workout” por Mark Leiren-Young. TV Week. 23 Mayo 1998.

(2) “She´s an awkward panther-the Mr. Magoo of spies”en “Femme Fatale. Peta Wilson plays it rough as a sexy spy on Nikita” por Robert Sullivan. Women´s Sport & Fitness. Noviembre/Diciembre, 1998.

(3) La llavor inmortal. Els arguments universals en el cinema por Jordi Balló y Xavier Pérez. Barcelona, 1995. Biblioteca Universal Empúries; nº 74.

(4) Morfología del cuento, por Vladimir Propp; traducción de Lourdes Ortiz. Editorial Fundamentos. 3ª edición, 1977.

(5) “Ex-basketball star Peta Wilson kills them softly as TV´s La Femme Nikita”. Shape. Agosto, 1998.

(6) La llavor inmortal. Els arguments universals en el cinema por Jordi Balló y Xavier Pérez. Op. Cit. Pág. 270.

(7) “Cherchez la femme” por Linda Yovanovich. Cable TV, 1998.

(8) Yo ya he estado aquí por Jordi Balló y Xavier Pérez. Barcelona, 2005. Ed. Anagrama. Colección Argumentos; nº 334.


Otras fuentes:
El espejo deformado: Procesos de hipertextualidad en la ficción audiovisual norteamericana por Concepción Cascajosa Virino. Tesis doctoral dirigida por la Profa. Dra. Inmaculada Gordillo Álvarez en el Departamento de Comunicación Audiovisual, Publicidad y Literatura de la Universidad de Sevilla. Abril, 2005. Págs. 670-684.

Guía de episodios; http://www.tv.com/la-femme-nikita

9 Comments:

Blogger octopusmagnificens said...

Me encantó esta serie pero la muerte de Operations fue una chapuza. Buen artículo.

12:35 PM  
Blogger TONY said...

AMO LA FEMME NIKITA!!!

Si la verdad que la muerte de Ops es uno de los cráteres de la serie, pero aun asi, se puede ver que con eso el se redime de todo el "mal" que hizo en algun momento y del cual está muy conciente.

LA SERIE ES GENIAL!!

saludos
alby

7:06 AM  
Blogger nicole said...

Es buenisima la serie, pero no me gusto el final ya que todo lo q hizo nikita x ser libre no sirvio de nada , aparte se convierte en lo que no queria ser nunca y se keda sin michael, deberian hacer una temporada nueva y dejar a walter o jeison a cargo y dejar vivir al nikita al lado de michael y adam.

11:53 AM  
Blogger ♥Mania♥ said...

Hola quisiera saber como termina la serie, de verdad es una de mis series favoritas, me encanta, pero no he podido ver el final! lei en una pagina web que en el final nikita y michael mueren y q nikita estaba embarazada, es eso cierto, termina asi la serie????? x favor responda a mi blog! Gracias...

11:39 AM  
Blogger Marina said...

La serie en muy buena, aunque en algunos puntos tengo mis objeciones, pero en linea general es una de las mejores que han habido en la TV; de hecho es una serie de culto en el mundo y esto no es por gusto es por calidad
LA FEMMME NIKITA ES LA MEJOR

2:41 PM  
Blogger Nikita said...

Muy buen análisis de la serie. Felicidades. Me encantaba, aunque solo vi hasta el comienzo de la 4ª temporada cuando dejaron de echarla en T5. El final me gusta, porque no es un final cerrado, a pesar de no ser "feliz" (odio los happy end al más puro estilo norteamericano), sino que es abierto, ya que deja lugar a la esperanza. Esperanza para un día reencontrarse con Michael, esperanza para ser una mejor líder de la sección y para convertirla en algo efectivo, pero con el punto de humanidad con que fue fundada por Adriana, haciendo de Nikita su mejor sucesora.

2:08 PM  
Blogger Ma. Belén said...

Por si alguien no vio el final, les dejó al menos el diálogo.

Estación de tren:

Nikita habia salido del acceso, y habia comenzado a caminar rapidamente. Camina y mientras lo hace, ve a la gente a su alrededor. Ahora ella es como esas personas, sufrira de sus mismas preocupaciones y sera libre.
Recorre varias cuadras, camina rapido y de pronto se detiene frente a la entrada de la estacion de tren. Entra en ella y recorre casi en mismo trayecto que hizo hace 6 años. Busca en el tablero, el tren con salida a Moscú. Lo encunetra, es la puerta 6H. Sube al segundo piso y se dirige a la puerta de salida del tren. El corazon comienza a latirle deprisa, y camina lentamente. Se detiene frente a la puerta, examina el lugar y lo ve. Michael se encontraba sentado en un banco, igual que la ultima vez. Se acerca a el, sin que este lo note hasta que queda a pocos pasos de el.
Michael desde que habia salido de la seccion, se sentia vacio, ahora solo le interesaba, llegar a casa y ver a Adam. pensaba en Nikita y en su situacion. Lo lamentaba tanto. Desde hacia media hora que estaba esperando el tren que lo llevara a Moscú y ya solo faltaban 5 minutos para que arribara. En silencio pensaba y lo aguardaba. De pronto sus pensamientos se desvanecieron. Vio a nikita que se acercaba. La queda mirando atentamente y ella le dedica una sonrisa. Se veia tan hermosa e irradiaba alegria. Se miran fijamente. Michael no puede creer que este alli. Nikita mira todo el lugar y luego vuelve la vista a Michael y le sonrie
Nikita:....otra vez aqui... - Michael se pone de pie y la mira a los ojos. Examina su rostro sin decir una palabra -... mi padre me hizo una visita.... - Michael no deja de verla
Michael: ...¿ Que dijo? - Nikita lo mira alegremente. le sonrie
Nikita:...estimo que mi rendimiento no seria el mismo a partir de hoy - se miran fijamente -... Michelle, mi hermana me reemplazará... - Michael la mira atentamente, ve la felicidad que irradia Nikita
Michael:...¿ Que quieres decir?... - Nikita sonrie y se acerca hasta quedar solo a centimetros de el.
Nikita:.....soy libre, Michael.... - Michael se sorprende por lo que escucha y mira a Nikita con destellos de alegria -...me dejo partir - Michael la mira en silencio. Nikita sonrie y ella ve sonreir a Michael, quien se acerca y la besa. Luego la abraza . Se separan y se miran fijamente a los ojos, que a ambos les brillan. Michael acaricia el rostro de Nikita
Michael:....lo hicimos posible...- Nikita da una leve sonrisa, mientras lo mira dulcemente.
Nikita: si... - Se miran dulcemente y se besan.
El timbre de aviso de la llegada del tren suena. Llaman a abordar. Michael toma de la mano a Nikita y a diferencia de ultima vez, no la suelta. Lleva a Nikita con el hasta el tren. Buscan un asiento para ellos solos. Se sientan juntos. Ambos se miran fijamente. michael acaricia el rostro de Nikita, mientras ello lo ve dulcemente. Michael se acerca y la besa.
El tren parte y en pocas horas habran llegado a Moscú, donde comenzaran una nueva vida juntos...al fin.

6:25 PM  
Blogger virgelina forsythe said...

Deberían hacer una temporada mas, sin ese sabor amargo en que Nikita sigue sufriendo. Como trama deberian sentrarse en un nuevo engaño en el que Quinn se alió con Madeline y Operations para planear todo y hacerse pasar por muertos, obligar a Birkoff a suplantar a su hermano gemelo para salvarle la vida y de esta forma el mismo hacerse pasar por muerto, todo esto para sacar del camino a mr Jones y que Nikita quede al mando creyendo que Nikita seria mas facil de sacar del camino y apoderarse del mando. Luego se descubre todo y comienza a salir a la lhz todos los detalles de lo que planearon. Por otro lado que Elena este viva y sea parte del colectivo.Obviamente al final Michael y Nikita quedan juntos y con Adam pero dentro de la seccion.

1:53 PM  
Blogger Lina said...

Deberían hacer una temporada mas, sin ese sabor amargo en que Nikita sigue sufriendo. Como trama deberian sentrarse en un nuevo engaño en el que Quinn se alió con Madeline y Operations para planear todo y hacerse pasar por muertos, obligar a Birkoff a suplantar a su hermano gemelo para salvarle la vida y de esta forma el mismo hacerse pasar por muerto, todo esto para sacar del camino a mr Jones y que Nikita quede al mando creyendo que Nikita seria mas facil de sacar del camino y apoderarse del mando. Luego se descubre todo y comienza a salir a la lhz todos los detalles de lo que planearon. Por otro lado que Elena este viva y sea parte del colectivo.Obviamente al final Michael y Nikita quedan juntos y con Adam pero dentro de la seccion.

1:55 PM  

Post a Comment

<< Home